Pilones

Los caños o pilones se utilizaban antaño, cuando aún no existía el agua corriente, para abastecerse de agua. También han sido utilizados para dar de beber al ganado y actualmente, después de adaptarles un grifo de cierre automático se siguen utilizando. En verano, alguno de ellos sirve como reservorio de agua para llenar el camión de los bomberos.
Su agua provenía de manantiales por lo que tradicionalmente tenían agua durante todo el año, aunque cada vez menos. Se encuentran situados en el extrarradio del pueblo. Actualmente, el agua proviene de la red de agua local en tres de ellos.

Pilones en Turégano

Los caños se han restaurado recientemente, sustituyendo algunas de sus piedras. En estas fotografías se aprecia su estado anterior.

El caño más artístico sin duda es el Pilón de la Plaza de Santiago. Contiene una inscripción en el centro algo deteriorada por el paso del tiempo que indica cuando se construyó. Este caño ha tenido peces de colores, ranas y muchos de nosotros hemos “caído al pilón” en alguna de las fiestas de la localidad.

Otro caño interesante aunque con distinta disposición es el que se encuentra en el barrio del altozano. De forma alargada, a diferencia del anterior, sólo tiene una salida de agua.

El caño de la Calle de la Paja posee la misma disposición que el pilón de la iglesia, con dos salidas de agua situadas en el mismo pilar.

Además de estos tres caños hay un cuarto sito en el barrio de Bobadilla. Semejante a aquel del altozano, con una salida de agua, éste tiene el reservorio de agua delante.

Pilones en Turégano

No se admiten más comentarios